PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Es bueno saber que: en nuestra lista de FAQ encontrará las respuestas a las principales preguntas sobre nuestros productos. Seleccione el tipo de producto que le interese.

Se ha perfeccionado la seguridad técnica de la plataforma CONCORD ISOFIX-BASE INTENSE.

Por ello, CONCORD solicita a todos los clientes que posean una CONCORD ISOFIX-BASE INTENSE que se pongan en contacto con su distribuidor de CONCORD para llevar a cabo una comprobación gratuita de su ISOFIX-BASE y, en su caso, proceder a su actualización.

Tanto los sistemas de respaldo como los asientos de coche correspondientes se deben emplear para la seguridad, dentro del coche, de niños menores de 12 años o hasta que superen una altura de 150 cm.

En total hay 4 grupos de asientos infantiles que se dividen según unas características corporales definidas. El portabebés se coloca siempre en sentido contrario a la marcha y sirve para niños con un peso de hasta 13 kg (Grupo 0+). Gracias a este sistema, los niños pequeños se encuentran alojados en el automóvil de manera muy segura y, por eso, el asiento debe cambiarse en el momento en el que la cabeza del bebé sobresalga del mismo o cuando el bebé alcance los 13 kg.

En el siguiente Grupo I se encuentran los sistemas de seguridad para niños con un peso de entre 9 y 18 kg (hasta aprox. 4 años).

Estos asientos se pueden fijar al automóvil, tanto con el cinturón de seguridad del vehículo como a través del sistema Isofix, y el niño queda sujeto mediante un sistema de tirantes integrado en el asiento.

El cinturón debe ajustarse tan tenso como sea posible al cuerpo del niño, de este modo se evitará cualquier sobrecarga debido a la denominada pérdida del cinturón. El asiento infantil debe estar fijado al coche tan fuerte como sea posible.

Por lo general, estos asientos de coche infantiles cuentan con la posibilidad de ajustar la posición del niño entre una postura más bien erguida y una más inclinada.

En los siguientes Grupos II y III (de 15 a 36 kg de peso, aprox. de 3 a 12 años) se encuentran, sobre todo, los denominados elevadores de asientos con respaldo o con reposacabezas. Con este sistema los niños quedan sujetos con el cinturón normal de tres puntos. Por ello hay que controlar que el cinturón pase siempre centrado por encima del hombro del niño y que el niño, al dormirse, no se apoye sobre el cinturón. Por si el niño se mueve, el cinturón del hombro debe colocarse siempre tirante al enrollador automático del cinturón. Estos sistemas resultan útiles sólo para niños con edad a partir de aprox. 4 años. Los elevadores de asientos deben contar con los orificios pertinentes para el paso del cinturón de cadera, de esta manera este cinturón pasa por ellos y en, caso de accidente, no puede deslizarse a la zona del vientre.

Los resultados de las pruebas representan una ayuda orientativa a la hora de comprar un asiento de coche infantil. Ya que no todos los asientos infantiles se adaptan bien en cualquier automóvil, es aconsejable llevar a cabo una prueba de montaje, con la silla y el niño, en el coche. En el caso de los sistemas que se instalan en el sentido contrario a la marcha (por ej. los portabebés) debería comprobarse si la longitud del cinturón de seguridad del automóvil es realmente suficiente. Es un buen consejo realizar la prueba en un establecimiento especializado porque un fallo operacional puede repercutir negativamente en la seguridad. De todos modos, el asiento de coche infantil debe estar homologado por la normativa de seguridad europea vigente.
Los asientos de coche infantiles ya usados podrán reutilizarse sin problemas, siempre y cuando se asegure de que no han sufrido ningún daño y de que posean tanto las instrucciones de uso como el sello de calidad. Tanto la estructura del asiento como la parte del asiento en sí (¡quitar la funda disponible!) no deben presentar ningún desgarro, deformación o rotura. Del mismo modo, las correas tampoco deben mostrar desgarros, estar visiblemente pilladas o tener los bordes descosidos. Además estos asientos de coche pueden contener fallos o daños no visibles. Por eso no se aconseja adquirir asientos de coche infantiles ya usados.

Un asiento de coche usado también tiene que contar, y sin falta, con la norma de seguridad europea ECE R 44/03 o con la vigente actualmente ECE R 44/04 (para identificarla debe tener una etiqueta naranja de prueba con un número que tiene que empezar por 03... o por 04...) ya que ha tenido que superar claramente los criterios de prueba de la versión anterior ECE R 44/02. Recomendación: Compre asientos de coche de segunda mano exclusivamente a conocidos ya que podrá indagar mejor sobre su utilización real, así como sobre un posible uso inadecuado.

A partir del 8 de abril de 2008 no se pueden utilizar en Alemania asientos de coche infantiles antiguos que no estén identificados, al menos, con la norma de seguridad europea ECE R 44/03 o la ECE R 44/04. Los asientos de coche infantiles con identificadores de homologaciones anteriores han de dejarse de utilizar a partir de esa fecha.
Básicamente el lugar más seguro para los niños en en coche es en el asiento de atrás. Sobre todas habría que seleccionar las posiciones posterior derecha o posterior central ya que siempre se puede subir y bajar al niño por el lado de la acera. En el caso de los vehículos equipados con airbags, resulta indispensable tener en cuenta las recomendaciones y advertencias hechas por el fabricante del vehículo y recogidas en los manuales ya que estos presentan algunas diferencias.
Básicamente en los automóviles equipados con airbag de copiloto no deben colocarse los asientos infantiles, que van en sentido contrario a la marcha, en el asiento del copiloto. Un airbag que se active podría empujar la silla portabebés y, con ello, provocar incluso la muerte del niño.

Los asientos de coche que se coloquen en el sentido de la marcha pueden instalarse, en la mayoría de los casos, en el asiento del copiloto. Pero en este caso, el asiento del copiloto, tendrá que estar en la posición más atrasada posible. Sin embargo, hay fabricantes de vehículos que prohíben la colocación de las sillas en el asiento del copiloto para evitar posibles peligros producidos por el accionamiento del airbag generalmente por la seguridad del niño. ¡Por este motivo deben siempre seguirse y tenerse en cuenta las indicaciones de advertencia al montar los asientos de coche infantiles y el manual de instrucciones de uso del automóvil!

El ADAC (el club automovilístico de Alemania) recomienda utilizar las plazas traseras para mayor seguridad de los niños. Sólo en caso excepcional debe considerarse utilizar el asiento del copiloto para los niños (por ej. para controlar a los bebés si no va nadie más en el coche). En este caso es imprescindible desconectar el airbag del copiloto.

Si el vehículo está equipado con airbags laterales es fundamental controlar que, si el niño se duerme, no apoye la cabeza sobre el área de efecto del airbag. Con el objetivo de prevenir esto, los asientos de coche infantiles tienen posiciones adecuadas para dormir o almohadas accesorias. También hay que tener en cuenta que en el espacio que queda entre el asiento del niño y el revestimiento del airbag no haya ningún objeto como ropa, juguetes, etc.
Básicamente son válidos los datos de peso en el sello de calidad del asiento de coche para niños. Aunque es determinante que la cabeza del niño quede apoyada sobre la silla y que, en ningún caso, sobresalga. En el caso de los portabebés hay que tener este criterio muy en cuenta porque, por sobrecarga, los niños pequeños no deben utilizar demasiado pronto un asiento de coche instalado en el sentido de la marcha. El espacio necesario para los pies del niño cuenta aquí un papel secundario.
El cierre del cinturón de los asientos de coche infantiles tiene que estar fabricado de manera que, en caso de accidente, una persona que vaya a rescatar a los ocupantes pueda liberar al niño rápidamente, es decir, que el botón que abre el cierre debe estar marcado con un color rojo intenso y la fuerza a aplicar no debe exceder un valor máximo indicado. En cambio esto provoca que el niño pueda abrir el cierre por sí mismo. En esta situación hay que dejar claro al niño que el vehículo sólo se mueve cuando el cierre del cinturón está cerrado. Quizá esta "medida educativa" haya que repetirla en varias ocasiones. Un niño tiene que aprender que no debe abrir el cierre del cinturón. Incluso tampoco si el vehículo está parado.
En invierno los niños van vestidos a menudo con chaquetas gruesas de abrigo o petos y sujetos a los asientos del coche. 

Debido a esta situación existe el riesgo de que el cinturón no quede lo suficientemente ajustado al cuerpo y que se produzca una peligrosa pérdida del mismo. Especialmente si el cinturón de los hombros se resbala de los mismos o el cinturón de la cadera se desplaza al vientre se corre un gran riesgo de que se produzcan daños importantes en caso de accidente.

El ADAC (el club automovilístico de Alemania) recomienda para ello quitar a los niños los anoraks gruesos siempre que sea posible y, una vez que estén bien sujetos, ponerles encima un peto o una chaqueta mientras que el vehículo esté frío. De todos modos, los cinturones deben quedar colocados sobre el cuerpo del niño tan ajustados como sea posible.
Por favor, tenga en cuenta las indicaciones sobre manchas que aparecen en las instrucciones de uso de cada asiento de coche. Las fundas sufren un desgaste natural que depende del tiempo y de la intensidad con que se usen y deben ser cambiadas de vez en cuando. 

Por favor, tenga en cuenta que una funda es un componente esencial para la aprobación del tipo de estructura. Por ello hay que utilizar siempre una funda original. Tanto las fundas originales como el programa de accesorios para los asientos de coche infantiles CONCORD se encuentran disponibles en el mercado especializado.
Tras un accidente debe renovarse el asiento de coche para niños completamente o debe ser enviado al fabricante, junto con un informe del accidente, para que sea revisado.
Las instrucciones de uso se pueden encontrar disponibles para descargar en www.concord.de. Si no encontrase aquí las instrucciones de uso que necesita, por favor, póngase en contacto con nosotros mediante el formulario de contacto.
Si necesita piezas de recambio para su asiento infantil puede solicitarlas dirigiéndose a su establecimiento especializado y presentando una copia del justificante de compra. Si fuese necesaria una reparación el comercial especializado enviaría la silla al fabricante.
El periodo de garantía comienza con la fecha de compra. La duración de la garantía depende del plazo legal de garantía del país de cada consumidor final (en Alemania: 24 meses).

El tipo de norma de seguridad europea que corresponde a cada asiento infantil se puede averiguar mediante el número de homologación de ocho cifras que se encuentra en la etiqueta ECE naranja. Este número comienza con la correspondiente fase de modificación de la norma de seguridad europea (03.., 04..). Si el número de homologación comienza por 03.. corresponde a un asiento infantil con el estándar de homologación R 44/03. Si empieza por 04.., del mismo modo corresponde al R 44/04. En ambos casos y, si supuestamente se encuentran es buen estado, pueden seguir siendo utilizados a partir del 08/04/2008.

La altura de la correa del hombro se ajusta automáticamente a la altura del reposacabezas. No puede cambiarse sola.
Reverso ha sido probado en dummies de Q0 a Q3. (desde el nacimiento hasta una altura de 105 cm)
Reverso ha sido homologado hasta 33kg de peso (niño + silla). Esto significa que la silla pesa aprox. 10,5 kg y el niño un máx. de 22,5 kg.
Reverso está homologado según la normativa I-SIZE
Por razones de seguridad, cambiar la reclinación del respaldo no puede ser demasiado fácil. Puesto que valoramos mucho la satisfacción del cliente, hicimos ver esto al Departamento Técnico de desarrollo de producto para que nos mostrara el potencial de mejora.
No es un problema, siempre que no aparezca en rojo. Por favor, preste atención al click que hace al encajar durante la instalación.
Puesto que para Concord es primordial la calidad del producto, la información se transmitió a nuestro Departamento de Control de Calidad. Podemos garantizarle que los desperfectos que ha identificado no afectan de ningún modo a la seguridad.
La silla, dependiendo del reclinado, puede encontrarse a una cierta distancia del asiento del coche. En REVERSO, la transmisión de fuerzas se lleva a cabo a través del soporte ISOFIX, el pie de soporte y el reposapiés. Una vez realizada la instalación de acuerdo con las instrucciones de uso, estando todos los indicadores en verde, la silla es absolutamente segura. Si no se sintiera seguro, puede dirigirse al distribuidor al que le ha comprado la silla para confirmar que la instalación se ha realizado correctamente.
En comparación con otros fabricantes, Reverso ofrece en las sillas I-Size un margen de ajuste similar del reclinado del asiento. El grado de reclinación una vez montado depende en último término del vehículo.
Con independencia del reclinado del asiento en cada montaje en un vehículo es importante que los indicadores en la pata de soporte y en las conexiones ISOFIX aparezcan en verde.
No podemos dar ninguna indicación al respecto puesto que siempre se deben seguir las instrucciones del fabricante del vehículo.
En caso de accidente el niño sentado en posición contraria a la marcha es presionado contra la silla, absorbiendo la carcasa la mayor parte de la fuerza. Por el contrario, si está sentado en la dirección de la marcha el niño es presionado por el sistema de cinturones, lo que tiene como consecuencia que dicho sistema debe absorber la fuerza que se produce.
Puesto que nuestro REVERSO, al igual que el CONCORD AIR, ya puede utilizarse para recién nacidos, hemos optado por un cinturón más estrecho, y de esta forma por una mayor comodidad del recién nacido. Para que los niños mayores también puedan estar cómodos, hemos empleado acolchados en los hombros.
Los cinturones estrechos no suponen ninguna desventaja para su hijo y han sido probados en muchas pruebas de choque.
A diferencia de las sillas en el sentido de la marcha, aquí el sistema de 3 puntos es completamente suficiente. En caso de accidente el niño sentado en posición contraria a la marcha es presionado contra la silla, absorbiendo la carcasa la mayor parte de la fuerza. Por el contrario, si está sentado en la dirección de la marcha el niño es presionado por el sistema de cinturones, lo que tiene como consecuencia que dicho sistema debe absorber la fuerza que se produce. Además, el sistema de 3 puntos ofrece enormes ventajas en cuanto a su manejo y es más cómodo para el niño.
El reductor para recién nacidos se ha hecho para bebés de hasta 60 cm de longitud.
Estando sentado en dirección contraria a la marcha, en caso de accidente (frontal y posterior) es presionado contra la silla, estando así protegido de manera óptima. El cinturón de seguridad desempeña una función de seguridad de menor importancia que cuando el niño se sienta en la dirección de la marcha. La altura de la hebilla impide además que el niño pueda “deslizarse”, lo que supondría un elevado riesgo de lesión.
Muchos adultos así lo creen. Sin embargo, los niños prefieren tener las piernas recogidas y protegidas durante el viaje, porque se sienten más cómodos que cuando los sientan “correctamente”. Esta forma de sentarse no afecta en REVERSO a la seguridad.
De hecho, en posición contraria a la marcha el niño puede enfocar durante más tiempo el paisaje. Dependiendo del grado de reclinación del niño, puede mirar por el parabrisas trasero y tener incluso un campo de visión más amplio.
REVERSO tiene en toda la zona dorsal grandes aperturas de ventilación que permiten la salida de la humedad y el calor del niño.
Normalmente el cambio en la siguiente colección anual consiste en una adaptación de los colores y de los elementos de diseño del producto. En ocasiones se llevan a cabo pequeñas modificaciones técnicas.
En casi todos los portabebés la inclinación depende en buena medida de la geometría del asiento del automóvil. Por favor, compruebe que el reposapiés se encuentra en la posición más baja y al mismo tiempo que todos los conectores siguen en verde. A veces ayuda instalar el portabebés en otro asiento. En general recomendamos realizar una instalación de prueba en el propio vehículo, en un establecimiento autorizado, antes de proceder a la compra.
Lamentablemente, no. Cada base ha sido desarrollada para una silla infantil con el objetivo de proteger de la mejor manera posible la seguridad de su hijo. Cuando se diseña una silla con base siempre se pretende utilizar una base ya existente, pero en la mayoría de los casos no es posible, puesto que supondría comprometer la seguridad.
Sí. Puesto que AIR puede utilizarse con o sin base, muchos usuarios compran primero solo el portabebés y después la BASE ISOFIX.
AIR, al igual que prácticamente todos nuestros productos, ha sido desarrollado en Alemania y se ha sometido a los estándares alemanes de calidad. Sin embargo, la producción se lleva a cabo, como sucede en casi todos los fabricantes, en China.
Concord AIR puede utilizarse tanto con el asa en posición vertical como con ella bajada. En el manual de instrucciones recomendamos la variante con el asa bajada, puesto que de esta forma en caso de accidente lateral del vehículo el niño está más protegido. En ninguno de los demás tipos de accidente (frontal o por alcance) juega un papel tan decisivo.
Lamentablemente no hay datos de longitud ni de peso para ello. Siempre es decisiva la disposición del cinturón. La salida de la correa para los hombros debe estar prácticamente en posición horizontal. En el manual de instrucciones puede ver una ilustración. El reductor debe evitar que el recién nacido se deslice demasiado en la silla y puede quitarse a discreción.
AIR fue testada por STIWA en 2013. Desde el test no se ha modificado técnicamente el portabebés, por lo que hasta hoy se sigue correspondiendo con los resultados del test.
El uso del portabebés AIR no está autorizado en los aviones.
Solo nuestro portabebés Ion tenía esta autorización.
Los chasis de las sillas infantiles de Concord se han concebido de manera que puedan utilizarse con distintos complementos. A veces puede suceder que el de un producto se mueva más que el de otro. Por favor, asegúrese de que el portabebés está colocado correctamente y no se cae. Siendo así, esa inestabilidad no debería suponer un problema. Si se siente inseguro, compruebe que la instalación es correcta en su establecimiento.
En lo que respecta a los accesorios no hay un límite de edad directo. El único dato decisivo es el tamaño de la cabeza del niño. El lazo del poncho es extensible y puede servir para niños de hasta 4 años aproximadamente
Actualmente, en el mercado especializado del mundo del bebé, existe una extensa variedad de coches de paseo para niños. Una visión general acerca del utilizado "concepto de especialidad" puede ser de utilidad a la hora de elegir:

Sillas de paseo deportivas: aquí se incluyen todas las sillas utilizadas para llevar al niño principalmente sentado, abarca sillas de paseo, coches de paseo/combis, para ir a la compra y hacer footing.

Sillas de paseo se utilizan desde el momento en el que el niño se puede sentar (desde aprox. 6 meses hasta los 3 años / 15 kg). En combinación con un capazo, un portabebés o una hamaca estaría listo para utilizarlo para bebés.

Coches de paseo/combis: en estos coches sólo se pueden transportar bebés y recién nacidos de hasta aprox. 9 meses. Es complicado encontrar el coche de paseo clásico ya que no se puede utilizar durante mucho tiempo. Sin embargo, el combi ofrece la posibilidad de modificar el montaje de tal manera que se pueda colocar al niño sentado en dirección contraria al viento. Si el coche está equipado con un manillar reversible, se puede colocar en ambas posiciones. Los coches combi se pueden utilizar para niños desde recién nacidos hasta que tengan una edad de unos 3 años.

De compras: se caracterizan por ser fáciles de manejar y por tener una particular firmeza. Si va de compras por la ciudad ofrece, tanto a los padres como a los niños, confort y comodidad (de aprox. 9 meses hasta 3 años / 15 kg).

Haciendo footing: este coche es apropiado para padres deportistas y activos. Gracias a sus tres ruedas permite ir por el bosque y el campo y, no obstante, son silenciosos cuando se va a gran velocidad por el asfalto.
Bebés y niños pequeños pasan relativamente bastante tiempo en los coches y sillas de paseo. Por este motivo, el capazo debe ser tan cómodo como sea posible y lo suficientemente amplio para que el niño se pueda mover y jugar dentro, así como también debe contar con una superficie de apoyo estable y un interior acolchado. El cochecito en sí mismo debería contar con una buena suspensión y con un respaldo estable, debería ser ajustable en posición sentado/tumbado y debería tener un buen reposapiés así como unas amplias medidas interiores.

Los padres deben tener en cuenta que el coche esté equipado con un manillar ajustable en altura lo que permitirá ajustarlo según la altura de cada adulto. Lo ideal sería que el antebrazo quedase en horizontal al sujetar el manillar. Las ruedas delanteras deberían ser giratorias para un mejor manejo del coche. También es útil una cesta en la que se pueda llevar la compra. Si los padres tienen que subir el coche con el niño al autobús sería útil, para disminuir el peso, por ejemplo un coche fabricado en aluminio. Y un coche de paseo que quede pequeño y compacto al plegarse puede caber en el maletero del coche. Las fundas que se quitan rápido y son lavables facilitan considerablemente la limpieza.
La seguridad es un criterio muy importante que deben cumplir los coches de paseo. A la hora de adquirir un coche de paseo debe tener en cuenta que esté homologado por la norma DIN EN 1888 que es la norma que establece los requisitos técnicos de seguridad y los procedimientos de prueba de los coches de paseo. 

Un coche de paseo debería ser seguro ante vuelcos. Una silla de paseo de cuatro ruedas y una distancia grande entre los ejes ofrecen una mayor estabilidad. El coche también tiene que ir equipado con un sistema de seguridad que evite que se pliegue de manera accidental. El niño debe ir sujeto con un estribo de seguridad y un sistema de tirantes.
Las indicaciones para el montaje y el uso de las sillas CONCORD se encuentran en las instrucciones de uso que se envían.
Los coches de paseo CONCORD se pueden utilizar para niños de más de 6 meses o bien, para niños que puedan mantenerse sentados, hasta que alcancen un peso de 15 kg. Si se quieren utilizar para niños menores de 6 meses podrá encontrar, en el programa de accesorios, tanto portabebés como capazos adecuados que se pueden adaptar a los coches de paseo CONCORD.
Si necesita alguna pieza de recambio para su coche de paseo, por favor, pídala en su tienda especializada. Si fuese necesaria una reparación, el comercial especializado enviaría el coche al fabricante.
En el programa de accesorios encontrará todos los patinetes adaptables a los coches de paseo CONCORD.
No, los coches de paseo CONCORD no están diseñados para hacer footing.
El periodo de garantía comienza con la fecha de compra. La duración de la garantía depende del plazo legal de garantía del país de cada consumidor final (en Alemania: 24 meses).
Las instrucciones de uso se pueden encontrar disponibles para descargar en www.concord.de. Si no encontrase aquí las instrucciones de uso que necesita, por favor, póngase en contacto con nosotros mediante el formulario de contacto.
Por favor, tenga en cuenta las indicaciones sobre manchas que aparecen en las instrucciones de uso y en la etiqueta de lavado de la funda.
QUIX está diseñado para niños a partir de 6 meses y puede soportar un peso de hasta 15 kg. Puede consultar otros detalles en el manual de instrucciones.
CLIP ha sido diseñado para permitir que el MaxiCosi pueda utilizarse con otras marcas.
Se ha probado y autorizado su uso con los siguientes modelos:

Mamas & Papas Sola
Mamas & Papas Urbo
Teutonia Mistral
Hartan Racer GT
Bugaboo (todos)

Por supuesto, también puede adaptarse a otros productos, pero solo ha sido autorizado para estos modelos.
El peso no es importante a la hora de utilizar el SNUG. El SNUG es un capazo blando que puede utilizarse mientras el niño NO sea capaz de sentarse solo. Además, el SNUG puede utilizarse como saco para los pies mientras use el cochecito (hasta 15 kg).
La superficie de reposo es de 72x28 cm.
Las indicaciones para el montaje y su utilización se encuentran en las instrucciones de uso que se envían.
Por favor, tenga en cuenta las indicaciones sobre manchas que aparecen en las instrucciones de uso y en la etiqueta de lavado de la funda.
Si necesita piezas de recambio para su asiento infantil puede solicitarlas dirigiéndose a su establecimiento especializado y presentando una copia del justificante de compra. Si fuese necesaria una reparación el comercial especializado enviaría la silla al fabricante.
El periodo de garantía comienza con la fecha de compra. La duración de la garantía depende del plazo legal de garantía del país de cada consumidor final (en Alemania: 24 meses).
Las instrucciones de uso se pueden encontrar disponibles para descargar en www.concord.de. Si no encontrase aquí las instrucciones de uso que necesita, por favor, póngase en contacto con nosotros mediante el formulario de contacto.
Concord Rio no debería utilizarse con niños de más de 6 meses y/o con un peso de más de 9 kg. Puede consultar otros detalles en el manual de instrucciones.
El WALLABEE puede utilizarse hasta los 18 kg de peso.